Pescado ¿No tan sano?

El consumo mundial de pescado se ha duplicado en los últimos 40 años. El aumento de la demanda ha generalizado métodos de producción intensiva, criaderos superpoblados con aguas contaminadas por antibióticos y productos tóxicos.

“Pesticidas, conservantes, mercurio y hasta radiactividad son algunas de las sustancias que han transformado, a ese pescado, de un alimento sano en un producto de dudosa fiabilidad”.

Reflexiona sobre estos controvertidos métodos de producción intensiva, cómo amenazan a una industria pesquera, que podría verse afectada por un problema de seguridad sanitaria.

Todavía no se explica de dónde proceden tantas enfermedades neurológicas en niños, o la plaga de cáncer que azota actualmente a la humanidad…

http://www.rtve.es/television/20141010/documentos-pescado-tan-sano/1027107.shtml

http://vimeo.com/110848184

 

Algas, grandes desconocidas, benefactoras de la Alimentación

Las plantas marinas son genéticamente las formas vegetales más antiguas de la tierra y están reconocidas como extremadamente ricas en minerales y micro elementos.

images
Las algas son una fuente indiscutible de vida. En sus muchas variedades, concentran todas las riquezas del mar: vitaminas, proteínas, aminoácidos, oligoelementos, yodo, magnesio, potasio, hierro, selenio, zinc entre otros.

Imprescindibles en nuestra alimentación y sobre todo para las dietas vegetarianas por su gran aporte en valores nutricionales. Esta es una sencilla relación de las principales algas comestibles, sus beneficios y su forma de utilización.

Algas Kombu: (Laminaria japónica): Es una de la más rica en yodo fácilmente asimilable, calcio, hierro y magnesio. Es hipotensora y tiene marcado efecto antitumoral, gracias a la presencia de un alto tenor de fucoidina. Elimina residuos radioactivos en el organismo, es muy alcalinizante, posee efecto anticoagulante y modera desequilibrios hormonales. Tiene ácido glutámico, el cual ablanda las legumbres e intensifica su sabor. En macrobiótica la aconsejan como reconstituyente y desintoxicante, en híper e hipotensión, debilidad cardiaca, arteriosclerosis, colesterol, artritis, flebitis, gota, cáncer, descalcificación, hernias, hemorroides, bocio, próstata, anemia, dificultades para deglutir, problemas pulmonares y circulatorios.

Utilización: Dejar en remojo una hora y luego cortarla en cuadrados para hervirla junto a legumbres (evita flatulencias y reduce el tiempo de cocción) y cereales. Nunca tirar agua de remojo. También se cocina en salsa de soja y agua, para luego usarla como condimento. Otra preparación oriental prevé su remojo en vinagre de arroz, para agregar al final de la cocción de sopas.

Algas Nori: (Porphyrea tenera): Posee un gusto delicado por provenir de zonas intermedias entre ríos y mares. Contiene mucha proteína (34% de su peso). Tiene vitaminas antioxidantes (E y C) por lo cual es bueno consumirla cruda. También vitamina A (tanto como la zanahoria), B y D, calcio, yodo, fósforo, potasio, hierro y betacarotenos. Se descubrió que posee una sustancia anti ulcerosa y actividad antibacteriana contra Escherichia coli, Salmonella, Aspergyllus, Fusarium, Staphylococcus, etc. Resulta útil en problemas de circulación sanguínea y colesterol. También ha demostrado interrumpir la mutación de células cancerígenas. Ideal para mejorar el estado del cabello. En medicina china se la indica para bocio, anemia, astenia, raquitismo y dificultades urinarias y digestivas. Hace descender el colesterol.

Alga-Nori
Utilización: En escamas puede espolvorearse cruda sobre ensaladas, sopas y cereales. También se la usa para adicionar al pan integral, con un benéfico efecto saborizante. En láminas se la emplea para realizar los conocidos sushi (arrollados de arroz), remojándola previamente (mejor en salsa de soja).

Algas Wakame: (Undaria pinnatifida): Contiene gran cantidad de vitaminas del grupo B (es una de las más ricas en la preciada B12) y C, y buen tenor proteico (14%). Es anticoagulante, potencia las defensas y reduce el riesgo de cáncer de pulmón. Es muy dotada en minerales (sobre todo hierro, calcio, magnesio y uno de los índices más elevados de yodo), conteniendo casi todos los minerales presentes en el agua de mar. Es muy alcalinizante y está indicada para hipertensos y cardiopatías. Es muy buena para mejorar el estado del cutis y el cabello. En embarazadas la indican para purificar la sangre. Resulta desintoxicante por su contenido en ácido algínico. El investigador japonés Watanabe descubrió la presencia de un compuesto que mitiga el efecto tóxico de la nicotina, por lo cual resulta muy útil para fumadores.

Utilización: Dejar en remojo 20 minutos antes de usarlas y luego hervirlas ligeramente o cocinar junto a verduras. En Oriente la consideran un acompañamiento ideal para la sopa de miso. Combina bien con verduras (crudas y cocidas), cereales y sopas.

Algas Hiziki: Buena relación de calcio-fósforo (100 gr contienen unos 1400mg de calcio), además hierro, yodo, sodio y potasio, vitamina A y carotenos. Se aconseja en problemas de artrosis, descalcificación y raquitismo. Depura el nivel de azúcar en la sangre. Se aconseja a embarazadas. Es muy buena para problemas de cabello, uñas y huesos.

Utilización: Lavarlas, escurrirlas y dejar en remojo 10 minutos. Usar el agua del remojo durante la cocción. (1 o 2 cucharadas)
Se comen pequeñas cantidades no más de 2 veces a la semana, acompañando el arroz integral, tofu, verduras… (Más o menos un cucharada abundante).

Algas Arame: Se recoge en Japón. Rica en calcio y fósforo (buena sinergia entre estos minerales). Indicada en trastornos reproductores femeninos, estimula la energía sexual y también se utiliza en baños, a nivel medicinal para disolver mucosidades acumuladas en el aparato reproductor, facilita la digestión, purifica la sangre y disminuye la tensión arterial. Indicada en diarrea y trastornos nerviosos.

Utilización: Se parece a la hiziki, pero si miramos ambas de cerca, nos daremos cuenta que árame es más plana y fina e hiziki redondita y más gruesa. Lavarlas, remojarlas 5mn y cocinar de 5 a 15mn junto con verduras, tofu, seitán…

Algas Espagueti de mar: Frecuente en litorales rocosos de aguas agitadas. Es un diurético natural debido a su alto contenido en potasio (el doble que sodio), rica en vitamina C y hierro (9 veces más que las lentejas, superando también el de la carne, el pescado y la levadura de cerveza), muy rica en fósforo, es excepcional para los huesos, combatir la fatiga intelectual, a potenciar la memoria y la agilidad mental.

Utilización: Se remoja 5m y se cocina unos 35m. Muy rica en empanadillas, pizzas, ensaladas y patés.

Algas Dulse: Se cosecha en Irlanda, Escandinavia, Norteamérica y Japón. Es la más rica en hierro y cobre, potasio, magnesio, fósforo, vitaminas B6 y B12, cabe señalar su alto contenido en litio (utilizado en el organismo para controlar la rabia y la hostilidad y para superar crisis psíquicas y emocionales, así como estados de ansiedad y depresión). También es una de las algas con mayor contenido en proteínas.

Utilización: En Irlanda se sirve en los pubs para acompañar la cerveza y aromatizar el pan con queso. Combina bien con verdura verde escaldada, con patatas, avena, se puede usar para hacer patés, aliños y salsas, sobre pizzas..

Algas
 Agar-agar: (también se llama kanten): Rica en fibra soluble, se convierte en una gelatina suave y nutritiva. Es un componente de diversos tipos de algas, que se han hervido durante varias horas y secado a la intemperie. Es insípida, por lo que absorbe el sabor de los alimentos con los que se combina. Es reconstituyente, ligeramente laxante y depura el sistema linfático.

Utilización: 
Se usa en las ensaladas que sirven en los restaurantes chinos, aunque da mucho más de sí para preparar gelatinas y postres. Las agar-agar se cortan indistintamente antes o después del remojo.
El kanten se utiliza fundamentalmente en: flanes, cremas, salsas frías, ensaladas, para espesar sopas o potajes y como base de gelatinas de frutas.

algas_propiedades

Más muertes por comer de más y mal que de menos

Olivier de Schutter, relator especial de Naciones Unidas para la Alimentación, ha confirmado con datos lo que venimos observando en las sociedades supuestamente más avanzadas. Comemos demasiado y mal y eso nos enferma. Hoy en el mundo hay más personas que mueren por comer mucho de mala calidad que las que fallecen de hambre por no tener lo mínimo con que alimentarse.

De la misma manera que el mundo se ha unido para regular los riesgos del tabaco, debe llegarse a un acuerdo marco sobre dietas adecuadas”, ha añadido Schutter ante la inauguración del encuentro Hacia una Convención Mundial para Proteger y Promover las Dietas Saludables de la organización Consumers International.

Los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que la obesidad es responsable de 3,4 millones de muertes al año y que hay 1.400 millones de personas con sobrepeso.

La OMS indica que aunque el hambre es aún un problema para unos 800 millones de personas (que no son pocos), la mala dieta lo es aún mayor: unos 1.400 millones de personas tienen obesidad o sobrepeso en el mundo y estas malas dietas se relacionan con problemas cardiovasculares, diabetes, osteoartritis y algunos cánceres (mama, endometrio, colon).

Son buena parte de las enfermedades de la modernidad mal entendida, las que más muertes provocan en los países llamados desarrollados.

Hoy donde hay dinero hay más comida pero de peor calidad. Hoy más que nunca en nuestros países más alimentación NO es mejor.

Propuestas de Schutter y mis comentarios:

Aumentar los impuestos a los productos menos saludables. ¿Cuáles serían los menos saludables si tenemos en cuenta que la mayor parte de los alimentos hoy están contaminados con productos químicos tóxicos antes, durante y después de su proceso de producción? Sólo los llamados ecológicos, orgánicos o bio ofrecen la seguridad de su “limpieza”.

-Regular los alimentos con alto contenido de grasas saturadas, azúcar y sal.

Limitar la publicidad de la comida basura. Creo que en rigor el concepto “comida basura” hoy abarca tanto que casi nada debería publicitarse. Curiosamente, los alimentos más sanos suelen publicitarse poco ¿quién haría publi de un sencillo y sano tomate ecológico? Se hace publicidad de los alimentos más procesados porque se tratan como objetos de consumo que han de ofrecer una rentabilidad económica.

Replantearse ciertos subsidios agrícolas que abaratan algunos productos y no otros.

Apoyar a los productores locales para que los consumidores tengan acceso a productos sanos, frescos y nutritivos. Incidiría en la promoción de lo bio o ecológico o al menos lo natural, que es su producción apenas lleve aditivos y, de llevarlos, estén muy controlados. Un problema añadido de la desregulación alimentaria es su fuerte impacto ambiental; productos que abundan en las tierras donde vivimos son traídos de lugares lejanos.

¿Lo ideal? Comer la cantidad justa de dietas basadas en vegetales cultivados de manera ecológica y cocinados lo menos posible. Eso sería lo ideal…

Fuente: Miguel Jara