Algas, grandes desconocidas, benefactoras de la Alimentación

Las plantas marinas son genéticamente las formas vegetales más antiguas de la tierra y están reconocidas como extremadamente ricas en minerales y micro elementos.

images
Las algas son una fuente indiscutible de vida. En sus muchas variedades, concentran todas las riquezas del mar: vitaminas, proteínas, aminoácidos, oligoelementos, yodo, magnesio, potasio, hierro, selenio, zinc entre otros.

Imprescindibles en nuestra alimentación y sobre todo para las dietas vegetarianas por su gran aporte en valores nutricionales. Esta es una sencilla relación de las principales algas comestibles, sus beneficios y su forma de utilización.

Algas Kombu: (Laminaria japónica): Es una de la más rica en yodo fácilmente asimilable, calcio, hierro y magnesio. Es hipotensora y tiene marcado efecto antitumoral, gracias a la presencia de un alto tenor de fucoidina. Elimina residuos radioactivos en el organismo, es muy alcalinizante, posee efecto anticoagulante y modera desequilibrios hormonales. Tiene ácido glutámico, el cual ablanda las legumbres e intensifica su sabor. En macrobiótica la aconsejan como reconstituyente y desintoxicante, en híper e hipotensión, debilidad cardiaca, arteriosclerosis, colesterol, artritis, flebitis, gota, cáncer, descalcificación, hernias, hemorroides, bocio, próstata, anemia, dificultades para deglutir, problemas pulmonares y circulatorios.

Utilización: Dejar en remojo una hora y luego cortarla en cuadrados para hervirla junto a legumbres (evita flatulencias y reduce el tiempo de cocción) y cereales. Nunca tirar agua de remojo. También se cocina en salsa de soja y agua, para luego usarla como condimento. Otra preparación oriental prevé su remojo en vinagre de arroz, para agregar al final de la cocción de sopas.

Algas Nori: (Porphyrea tenera): Posee un gusto delicado por provenir de zonas intermedias entre ríos y mares. Contiene mucha proteína (34% de su peso). Tiene vitaminas antioxidantes (E y C) por lo cual es bueno consumirla cruda. También vitamina A (tanto como la zanahoria), B y D, calcio, yodo, fósforo, potasio, hierro y betacarotenos. Se descubrió que posee una sustancia anti ulcerosa y actividad antibacteriana contra Escherichia coli, Salmonella, Aspergyllus, Fusarium, Staphylococcus, etc. Resulta útil en problemas de circulación sanguínea y colesterol. También ha demostrado interrumpir la mutación de células cancerígenas. Ideal para mejorar el estado del cabello. En medicina china se la indica para bocio, anemia, astenia, raquitismo y dificultades urinarias y digestivas. Hace descender el colesterol.

Alga-Nori
Utilización: En escamas puede espolvorearse cruda sobre ensaladas, sopas y cereales. También se la usa para adicionar al pan integral, con un benéfico efecto saborizante. En láminas se la emplea para realizar los conocidos sushi (arrollados de arroz), remojándola previamente (mejor en salsa de soja).

Algas Wakame: (Undaria pinnatifida): Contiene gran cantidad de vitaminas del grupo B (es una de las más ricas en la preciada B12) y C, y buen tenor proteico (14%). Es anticoagulante, potencia las defensas y reduce el riesgo de cáncer de pulmón. Es muy dotada en minerales (sobre todo hierro, calcio, magnesio y uno de los índices más elevados de yodo), conteniendo casi todos los minerales presentes en el agua de mar. Es muy alcalinizante y está indicada para hipertensos y cardiopatías. Es muy buena para mejorar el estado del cutis y el cabello. En embarazadas la indican para purificar la sangre. Resulta desintoxicante por su contenido en ácido algínico. El investigador japonés Watanabe descubrió la presencia de un compuesto que mitiga el efecto tóxico de la nicotina, por lo cual resulta muy útil para fumadores.

Utilización: Dejar en remojo 20 minutos antes de usarlas y luego hervirlas ligeramente o cocinar junto a verduras. En Oriente la consideran un acompañamiento ideal para la sopa de miso. Combina bien con verduras (crudas y cocidas), cereales y sopas.

Algas Hiziki: Buena relación de calcio-fósforo (100 gr contienen unos 1400mg de calcio), además hierro, yodo, sodio y potasio, vitamina A y carotenos. Se aconseja en problemas de artrosis, descalcificación y raquitismo. Depura el nivel de azúcar en la sangre. Se aconseja a embarazadas. Es muy buena para problemas de cabello, uñas y huesos.

Utilización: Lavarlas, escurrirlas y dejar en remojo 10 minutos. Usar el agua del remojo durante la cocción. (1 o 2 cucharadas)
Se comen pequeñas cantidades no más de 2 veces a la semana, acompañando el arroz integral, tofu, verduras… (Más o menos un cucharada abundante).

Algas Arame: Se recoge en Japón. Rica en calcio y fósforo (buena sinergia entre estos minerales). Indicada en trastornos reproductores femeninos, estimula la energía sexual y también se utiliza en baños, a nivel medicinal para disolver mucosidades acumuladas en el aparato reproductor, facilita la digestión, purifica la sangre y disminuye la tensión arterial. Indicada en diarrea y trastornos nerviosos.

Utilización: Se parece a la hiziki, pero si miramos ambas de cerca, nos daremos cuenta que árame es más plana y fina e hiziki redondita y más gruesa. Lavarlas, remojarlas 5mn y cocinar de 5 a 15mn junto con verduras, tofu, seitán…

Algas Espagueti de mar: Frecuente en litorales rocosos de aguas agitadas. Es un diurético natural debido a su alto contenido en potasio (el doble que sodio), rica en vitamina C y hierro (9 veces más que las lentejas, superando también el de la carne, el pescado y la levadura de cerveza), muy rica en fósforo, es excepcional para los huesos, combatir la fatiga intelectual, a potenciar la memoria y la agilidad mental.

Utilización: Se remoja 5m y se cocina unos 35m. Muy rica en empanadillas, pizzas, ensaladas y patés.

Algas Dulse: Se cosecha en Irlanda, Escandinavia, Norteamérica y Japón. Es la más rica en hierro y cobre, potasio, magnesio, fósforo, vitaminas B6 y B12, cabe señalar su alto contenido en litio (utilizado en el organismo para controlar la rabia y la hostilidad y para superar crisis psíquicas y emocionales, así como estados de ansiedad y depresión). También es una de las algas con mayor contenido en proteínas.

Utilización: En Irlanda se sirve en los pubs para acompañar la cerveza y aromatizar el pan con queso. Combina bien con verdura verde escaldada, con patatas, avena, se puede usar para hacer patés, aliños y salsas, sobre pizzas..

Algas
 Agar-agar: (también se llama kanten): Rica en fibra soluble, se convierte en una gelatina suave y nutritiva. Es un componente de diversos tipos de algas, que se han hervido durante varias horas y secado a la intemperie. Es insípida, por lo que absorbe el sabor de los alimentos con los que se combina. Es reconstituyente, ligeramente laxante y depura el sistema linfático.

Utilización: 
Se usa en las ensaladas que sirven en los restaurantes chinos, aunque da mucho más de sí para preparar gelatinas y postres. Las agar-agar se cortan indistintamente antes o después del remojo.
El kanten se utiliza fundamentalmente en: flanes, cremas, salsas frías, ensaladas, para espesar sopas o potajes y como base de gelatinas de frutas.

algas_propiedades

Anuncios

La música como “medicamento” para el corazón

El matemático griego Pitágoras decía que la música curaba el alma. Ahora, las investigaciones del cardiólogo Predrag Mitrovic demuestran que, consumida en dosis diarias como “medicamento”, la música también cura y refuerza nuestro corazón.

mitrovic

Según lo descubierto por este médico serbio, una buena selección del género musical, la tonalidad y el tempo de una composición tienen efectos positivos en los pacientes con enfermedades cardíacas, porque inicia la secreción de endorfinas, las conocidas como hormonas del placer.

“Cuando se segregan en cantidad suficiente, reducen las frecuencias cardíacas y causan la caída de la presión arterial, lo que es lo más importante cuando el corazón está dañado”, explica el doctor Mitrovic en declaraciones a Efe.

Su “receta” prescribe que la música, seleccionada para cada paciente por separado, se “tome” dos veces al día, con una dosis mínima de 12 minutos cada una, tiempo necesario para poner en marcha los complejos mecanismos en el organismo que dan buen efecto.

Las investigaciones de Mitrovic, cardiólogo en el Centro clínico de Belgrado y docente en la Facultad de Medicina, se realizaron entre 2002 a 2009, con varios experimentos de dos años de duración.

La investigación no ha parado desde entonces, con diferentes enfoques y, según el médico serbio, los resultados son alentadores.

“El estudio se hizo en los pacientes previamente operados de corazón, con “baipás”, que después sufrieron un infarto cardíaco. Más tarde, observamos también otros pacientes”, explica el cardiólogo, aficionado de la música desde la infancia.

La idea inicial de vincular música y problemas cardiacos nació hace más de doce años, cuando cobraban popularidad los conceptos de que la “vida dulce” se recomienda sólo en cantidades muy reducidas.

Con consumir un vaso de vino tinto, un poco de chocolate pero con alto porcentaje de cacao, unas cuantas almendras o avellanas al día, y actividades físicas moderadas bastaba.

Y ¿qué pasaba con el consumo de la música?. ¿Había que limitarlo o controlarlo de alguna manera?, se preguntó entonces Mitrovic.

Al escuchar música empezó primero a seguir sus propias reacciones, medirse la presión arterial y el latido del corazón, y notó algunas regularidades.

“Decidí investigar si es posible controlar la música, darla al paciente como se toman medicamentos, en dos o tres dosis, y si esa música que se receta al paciente tiene efecto de medicamento”, dice.

Para establecer con exactitud la reacción del enfermo a la música clásica, jazz, rock, pop o folclórica, observó el movimiento de sus pupilas, un complejo mecanismo neurológico que refleja el efecto en el organismo.

Además del género, es necesario determinar la tonalidad y el tempo, otros dos elementos clave, según sus investigaciones, para elaborar recopilaciones musicales específicas para cada paciente.

Se cambian las composiciones cada dos o tres meses para que los pacientes no se acostumbren y pierdan la concentración necesaria.

Se usa, ante todo, la música instrumental, para evitar que las letras provoquen emociones adicionales.

La música clásica da un efecto positivo en la mayoría de los enfermos, indistintamente de sus preferencias musicales.

“Lo esencial es que cada paciente tenga su música, porque cada uno reacciona a la música que le gusta y también a la que agrada a su organismo. Cada persona es una historia por sí”, explica.

La investigación abarcó 740 pacientes, divididos en dos grupos iguales, con características similares. Un grupo tenía incluida la música entre los medicamentos que tomaban.

Los controles y análisis regulares mostraron que en el grupo al que se aplicaba música hubo menos ataques cardíacos, anginas de pecho, muertes y nuevas operaciones y, también, una notable caída de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca.

Los resultados fueron presentados por primera vez en un congreso de cardiólogos europeos en Barcelona en 2009.

Desde entonces, el doctor Mitrovic comparece con los estudios actualizados en prácticamente todos los congresos internacionales de cardiología.

El potencial de investigación es enorme y el equipo de Mitrovic, junto con gastroenterólogos, ha empezado a investigar si la música aplicada reduce la excesiva excreción de acidez que puede causar úlcera, ya que el efecto de la música discurre por el nervio vago, tanto para el estómago como para el corazón.

Todas las prácticas naturales y saludables, como tomar Maca LpCh cada día, son la mejor “medicina”.

Lo que te aporta la Maca

Maca_facebook_cuchara

Sabías que… Un alimento puede perder desde el 40% de vitamina A, hasta el 80% de vitamina B1 o prácticamente toda la vitamina C de origen, según las condiciones de conservación y cocción. 

La composición nutricional de cualquier alimento fresco varía desde su recolección hasta su consumo si pasan varios días. El paso de las horas y los días, las condiciones de almacenaje durante la recogida, distribución y venta, la conservación en casa, la preparación previa a la cocción (lavado, remojo, cortado, etc.) y la técnica culinaria aplicada, además del tiempo que se guarde una vez elaborado, son condicionantes del valor nutricional final del alimento en el momento de su consumo. Las vitaminas son los nutrientes más sensibles, mientras que parte de los minerales pasan al agua de remojo o de cocción y se pueden aprovechar si se recupera esa agua para otros fines culinarios.

Para compensarlo… Toma Maca LpCh cada día y llénate de salud.