¿Es posible estar conectados sin estar contaminados?

Hace unos días fue el Día de la Discapacidad. Una de las caras olvidadas de la misma es la Electrohipersensibilidad (EHS) o la enfermedad que provoca la contaminación electromagnética. Las personas afectadas en Europa exigen su reconocimiento oficial como enfermedad ambiental, algo en lo que les lleva “ventaja” otro colectivo machacado por otra de las contaminaciones modernas, la de los productos químicos. Me refiero a los enfermos de Sensibilidad Química Múltiple (SQM).

La electrohipersensibilidad está producida por la contaminación electromagnética generada por las tecnologías móviles e inalámbricas: antenas de telefonía y radiotelecomunicaciones, teléfonos móviles e inalámbricos, tablets, Wi-Fi, los nuevos contadores inteligentes instalados por las compañías eléctricas, los hornos microondas o los vigila-bebés.

Las personas afectadas se ven obligadas a evitar estas fuentes de radiaciones, pudiendo sufrir el abandono de su vivienda, la pérdida de su trabajo y la falta de accesibilidad a los servicios públicos básicos (sanidad, educación o transportes), lo que se traduce en una situación de desigualdad.

wifi

En la actualidad, la electrohipersensibilidad afecta a un 3-5% de la población en Europa y se calcula que, si no se toman medidas protectoras, en el año 2020 afectará al 50% de la población.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, institución de máximo peso en la defensa de los derechos humanos, recomendó a los Estados miembros en su Resolución 1815 prestar especial atención a las personas EHS, afectadas por un síndrome de intolerancia a los campos electromagnéticos y establecer medidas especiales para protegerlas, incluida la creación de “zonas blancas” no cubiertas por las redes inalámbricas.

Tanto el Parlamento de Navarra como el Parlamento vasco se han adherido este mismo año 2014 a la citada resolución 1815 del Consejo de Europa. También el Parlamento Europeo en su Resolución de 2 de abril de 2009, sobre las consideraciones sanitarias relacionadas con los campos electromagnéticos, pidió a los Estados miembros que sigan el ejemplo de Suecia y reconozcan como una discapacidad la hipersensibilidad eléctrica.

A muchos de quienes leáis esto os parecerá raro el asunto pero es una realidad “fantasma”, escondida. Alejadas de la “civilización” estas personas viven por lo general encerradas en sus casas pues el mundo convencional, atravesado por ondas electromagnéticas, se les hace imposible habitar.

Quizá os estéis preguntando: ¿es posible estar conectados sin estar contaminados? Ese es el reto. Para estas personas es demasiado tarde y aspiran a lo inmediato, desintoxicar su cuerpo de radiación. ¿El resto? Es obvio que estamos en peligro pues vivimos las 24 horas del día expuestos a lo mismo que enferma a otros.

Es urgente que las administraciones públicas actúen para encontrar un equilibrio entre las comodidades que nos dan las tecnologías inalámbricas y los males que pueden provocarnos. En pueblos como Olvera (Cádiz), grupos políticos de distinto signo hace tiempo que se pusieron de acuerdo para declararlo libre de contaminación electromagnética.

Fuente: Miguel Jara

Anuncios

La Maca LpCh víctima de los Chinos

Ya lo anunciábamos al inicio del verano, allá por el mes de julio, que los Chinos estaban lanzando sus garras sobre la Maca (Lepidium peruvianum Chacón) comprando raíces secas e importándolas de forma ilegal para plantarlas en su país ante la pasividad de las autoridades gubernamentales peruanas. Pues ya tenemos las primeras consecuencias de esta “biopiratería” como la anunciaban algunos medios locales que también se hacían eco de la noticia y mostraban, como nosotros, su preocupación. El precio en origen de la raíz de Maca con la que la Dra. Chacón prepara su producto se ha duplicado y esto está suponiendo una subida desmesurada en los precios de la Harina cocida de la raíz de la Maca, debido a la especulación de los agricultores que quieren sacar tajada de esta demanda tan abrupta y repentina.

Maca1

Al parecer, ya desde diciembre del año pasado comenzó a subir, pero durante los dos últimos meses, el alza ha sido muy brusco, debido a que los Chinos, como decíamos, han comenzado a comprar las raíces secas en grandes toneladas, cosa inusual porque no deben salir de Perú como materia prima de acuerdo al Decreto 041-2003-AG, y los agricultores se aprovechan de esta situación para subir los precios, rápidamente y sin ningún tipo de miramientos y sin tener en cuenta las consecuencias, a largo plazo que esto puede tener. Lamentablemente, según hemos podido saber, es el mismo gobierno a través del SENASA del Ministerio de Agricultura, quien da los Certificados de exportación, donde se observa qué tipo de producto están exportando, mientras que el SUNAT, entidad que debe denunciar este tipo de violaciones de las expertcones, no hace nada frente al PROMPERU y el MINSETUR que han sido los que, en última instancia, han propiciando estos aumentos, últimamente. Prueba de ello es que fueron quienes invitaron a una empresa de Junín a participar en la I Rueda de Negocios “Expo Perú-China” que tuvo lugar los pasados 15 al 19 de Julio en Shanghái y Beijín, donde expusieron sobre la papa, la Maca seca, la Harina de Maca o la Quínoa. Es decir, que por primera vez se expuso en un foro público e internacional sobre la Maca Seca como producto apto para la exportación cuando está prohibido.

  Maca2                                         Maca3

Las consecuencias inmediatas de estos hechos es que los que trabajamos con el  producto terminado en harina para exportar (importar, en nuestro caso) somos los que sufrimos más, no así los que venden en cápsulas o en polvo que son irradiadas y son estas empresas que forman parte de PROMPERU. No solamente eso, sino que China le va hacer la competencia a Perú en la exportación de la Maca como producto terminado. Esperemos que el gobierno abra los ojos. Aunque no somos optimistas.

Pero no queda ahí la cosa, sino que, también hemos sido informados, de que, actualmente, los chinos han sembrado en Junín miles de hectáreas de Maca, pero el gobierno los está decomisando, aparentemente, sin embargo, al parecer, la desgracia es que, por otra parte, el mismo gobierno, a través del Ministerio de Agricultura y el propio Alcalde de Junín se hacen los ciegos, a pesar de que varios canales de televisión hayan protestando sobre este abuso de los chinos y la inoperancia del gobierno, al respecto. De hecho, la Ministra de Comercio Exterior y Turismo se ha visto obligada a tomar medidas por estas protestas, así como de los productores de productos derivados de la Maca.

La propia TV peruana no tiene reparos en mostrar, en sus informativos, como se está embolsando Maca en forma fresca que se están llevando los chinos, aunque se desconoce si el gobierno va a tomar las medidas necesarias al respecto.

Ante esta situación, la propia Dra. Chacón, se ha visto obligada a escribir y recomendar a la Ministra de Salud en una carta del 7 de julio 2014 para que fomente que la Maca se empiece a cultivar también en otras regiones de los andes peruanos para evitar la desnutrición y enfermedades ante esta fuga masiva de este producto tan valioso para su alimentación. Recordemos que los principales consumidores de Maca son los propios peruanos. El gobierno por supuesto le da preferencia a las mineras que aprovechan estas altitudes para la exploración y explotación de los yacimientos polimetálicos y también secan las lagunas que alimentan a los ríos para colocar su relaves, disminuyendo el caudal de los ríos, como también contaminando el ambiente por las explosiones con dinamita que realizan diariamente.

La iluminación con LED mata la retina

La luz LED es fototóxica y mata la células de la retina. Considerando que la retina es esencial para la visión, el riesgo es significativo, y su uso requiere protección ocular

LED

En diversas ocasiones hemos advertido de la nocividad de la iluminación mediante LED (diodos emisores de luz), aconsejando la iluminación biológica, con un perfil cromático continuo semejante a la luz del sol. De acuerdo a múltiples investigaciones, pues desde 1912 hay evidencia de que la luz produce daños en la visión.

En 2010 la Agencia de Salud francesa afirmaba que la luz que emiten los LED supone un riesgo para la retina. Ahora la investigación de la profesora Celia Sánchez-Ramos en la Escuela Universitaria de Óptica de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), financiada por la Fundación MAPFRE, confirma que la luz de los LED presenta algunos riesgos para la salud que deben ser tenidos en cuenta.

Daño ocular

Los LED son peligrosos para la vista, esto lo sabíamos hace años por diversas experiencias “in vivo”, por cientos de observaciones clínicas especialmente con sujetos electrosensibles. Ahora hay otra evidencia científica, en este caso una experiencia de laboratorio “in vitro”. La investigación de UCM-MAPFRE concluye que la iluminación con LED tiene efectos nocivos para las células del epitelio pigmentario de la retina.

“Los experimentos han demostrado que la exposición a la luz aumenta el porcentaje de muerte celular inducida por la luz para todas las fuentes de luz LED. Especialmente en las células expuestas a luz azul y blanca, en las que se produjo un aumento de la muerte celular respecto al control del 92% y 94% respectivamente”.

Estamos hablando de “apoptosis”, o sea muerte celular producida por la luz del LED. El riesgo es significativo, porque el uso de fuentes de iluminación basada en LED crece de modo exponencial en iluminación ambiental y en dispositivos tan habituales como smartphones, tabletas, pizarras digitales, ordenadores y agendas, entre otros.

El epitelio pigmentario de la retina es una fina capa de células hexagonales esencial para el proceso visual, su alteración conduce a la degeneración retiniana, la disminución de la función visual e incluso la ceguera.

La conclusión del estudio de UCM es que “la iluminación LED es fantástica siempre que haya protección”. Consecuentemente, el grupo de trabajo ha creado una pantalla, conocida como Reticare, para proteger la retina de los efectos nocivos de los LED.

Falta investigación

Hace años que nos preocupa el riesgo sanitario de la iluminación con LED, y su rápida implantación comercial sin un estudio de impacto ambiental significa un riesgo incalculable.

Para valorar el impacto ambiental de los LED debemos considerar los aspectos ecológicos, económicos, energéticos y electromagnéticos, y sobre todo los efectos ópticos de la luz, la parte visible del espectro electromagnético.

Por ejemplo, con visión de impacto ecológico debe considerarse el impacto nocivo a largo plazo de la metalurgia, la minería y los residuos industriales, de Arsénico, Indio, Galio, y otras tierras raras usadas en los diodos luminosos, además de su escasez en el planeta. Su consideramos la salud, debe valorarse el riesgo para la salud del arseniuro de galio (AGA), que ha resultado ser tóxico para los animales.

Desde el punto de vista del usuario, consideramos que el mayor riesgo de los LED es óptico, debido a que se concentra toda la emisión de luz en un pequeño foco puntual (3-5 mm). Además el haz luminoso es muy direccional, lo que significa un agresión a la retina molesta y nociva a corto plazo.

Consideramos que falta mucha investigación, pues la luz LED puede resultar nociva para los ojos y para el sistema neurológico solamente por ser una luz monocromática, lo que es antinatural. Cada diodo emite toda la energía en una banda discreta muy estrecha (pico monocromático), y nada en el resto del espectro.

La luz de LED es muy diferente de la luz blanca del día, esta tiene el espectro solar completo (fullspectrum 5.400 ºK), con emisión continua en los siete colores del arco iris, como la emitida por el sol. Con los LED se ha logrado cierta apariencia de luz blanca, mezclando colores puros complementarios (amarillo+azul).

Resulta una luz que engaña al ojo, parece  blanca, pero daña el sistema nervioso, y tiene muy mala reproducción cromática, como puede testimoniar cualquier fotógrafo, o experto en textil. Consecuentemente, no es aconsejable usar luz de LEDs como iluminación general, pues crearía fatiga visual y daño ocular a corto plazo.

Riesgo infantil

Nos preocupa especialmente la proliferación de dispositivos con LED en manos de niños. Y nos referimos a tablets, videoconsolas, ordenadores y smartphones, pues debido a los nuevos hábitos de consumo se trata de exposición de larga duración, crónica y habitual, que en los menores significa un incremento de riesgo que debe investigarse y prevenirse.

Debe considerarse que en la investigación de UCM las células de epitelio fueron expuestas a la luz LED sólo durante tres ciclos de 24 horas, o sea tres días. Obviamente esto no permite inferir el daño que significa tener exposición a la iluminación LED de modo habitual durante años. A medio y largo plazo la invasión de sistemas basados en LED puede tener efectos devastadores en el ojo y otros daños en el sistema neurológico.

Por eso recomendamos minimizar el uso de dispositivos con LED, especialmente en los niños, y el uso general de iluminación biológica, porque en ausencia de la luz natural del sol, que sería lo deseable, necesitamos una luz artificial que sea lo más parecida posible a la luz solar.

© Carlos Requejo y equipo Domosalud. Octubre 2013.