Los medicamentos son la tercera causa de muerte

¿La seguridad de los medicamentos está suficientemente probada para cuando llegan al mercado? Es la pregunta que le hace la periodista a Joan-Ramon Laporte, Catedrático de farmacología en esta entrevista titulada Laporte: “Hay estudios que señalan que los fármacos son ya la tercera causa de muerte en países industrializados”.

medicamentos

La respuesta:

– Un estudio reciente señala que a los cinco años de su comercialización, un 25% han sido objeto de revisión de su ficha técnica. Y cerca del 8% son retirados por sus efectos adversos, porque han sido estudiados en un número pequeño de pacientes y en condiciones muy rigurosas de control que se parecen muy poco a la clínica habitual. Y luego vienen las sorpresas, pero también el fraude y la mentira.

– ¿Cómo cuál?

– En 2004 Vioxx, de Merck, que se vendía como un antiinflamatorio con una seguridad gastrointestinal a prueba de bombas.

En las investigaciones judiciales se supo que, antes de comercializarlo, el laboratorio ya sabía que elevaba el riesgo de infarto de miocardio.

En 2001, en nuestro boletín del Institut Català de Farmacología publicamos que producía infarto de miocardio y que el laboratorio lo estaba escondiendo por dinero: su precio era 20 veces más caro que los demás antiinflamatorios.

Merck, que nos llevó a juicio y ganamos, lo retiró. Más tarde se vio que también mataba de arritmias, de insuficiencia cardiaca y accidente vascular-cerebral. Calculo que en todo el mundo podrían haberse registrado unas 350.000 muertes atribuibles a este fármaco, más que por el tsunami. Para que nos hagamos idea del impacto que tienen en la salud los efectos indeseados.

– ¿Así que los medicamentos matan?

– Hasta el año pasado se decía que en los países industrializados los medicamentos eran la cuarta causa de muerte tras los infartos, el cáncer y el accidente cerebrovascular. Ahora ya hay estudios que señalan que es la tercera causa de muerte.

– ¿No reparamos en los efectos secundarios?

– El omeprazol descalcifica los huesos y si una persona mayor se cae se le rompen con facilidad. En Cataluña tenemos al año 5.100 casos de fractura de fémur y calculamos que 1.100 son atribuibles al omeprazol. Otros 745 casos de fractura de fémur son atribuibles a medicamentos para dormir, hipnóticos, sedantes o ansiolíticos y unos 220 casos adicionales a antidepresivos, que te quitan reflejos, provocan debilidad…

Un nuevo estudio eleva esa cifra de 220 a 440. España es el primer consumidor mundial de medicamentos hipnóticos, sedantes y antidepresivos, vamos empatados con EE.UU. El peaje que pagamos de patología producida por estos medicamentos es enorme, de miles de muertos al año. Es como el tratamiento hormonal sustitutivo, que se puso de moda en 1995: se calcula que en EE.UU. hubo 225.000 casos de cáncer de mama atribuibles a estos fármacos. En España estimamos que fueron entre 17 y 18.000.

Sólo agregar que en 2007 publiqué mi primer libro, Traficantes de salud. Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad, cuya primera parte titulé Medicamentos que matan. Este año de 2014 ha visto la luz el libro del médico danés Peter Götzsche titulado Medicamentos que matan  y crimen organizado. Cómo las grandes farmacéuticas han corrompido el sistema de salud. Lo que parecía un tema tabú, que los fármacos pueden causar muertes y graves daños, hoy ya no lo es tanto.

Fuente: Miguel Jara

Anuncios

Pescado ¿No tan sano?

El consumo mundial de pescado se ha duplicado en los últimos 40 años. El aumento de la demanda ha generalizado métodos de producción intensiva, criaderos superpoblados con aguas contaminadas por antibióticos y productos tóxicos.

“Pesticidas, conservantes, mercurio y hasta radiactividad son algunas de las sustancias que han transformado, a ese pescado, de un alimento sano en un producto de dudosa fiabilidad”.

Reflexiona sobre estos controvertidos métodos de producción intensiva, cómo amenazan a una industria pesquera, que podría verse afectada por un problema de seguridad sanitaria.

Todavía no se explica de dónde proceden tantas enfermedades neurológicas en niños, o la plaga de cáncer que azota actualmente a la humanidad…

http://www.rtve.es/television/20141010/documentos-pescado-tan-sano/1027107.shtml

http://vimeo.com/110848184

 

El plátano como la Maca: un producto lleno de beneficios

Banana-Bioplastic

Como antidepresivo, regulador estomacal, alivio para resacas y mucho más, el plátano es mejor que muchas medicinas y una fuente de bienestar emocional.

Los plátanos, esa fruta oblonga que está en todos los fruteros, es mucho más de lo que imaginamos. Es una verdadera fuente de consuelo existencial y un pequeño puerto de poder.

Antidepresivo: los plátanos contienen triptófano, un aminoácido que el cuerpo convierte en serotonina (la “hormona feliz”), conocida por hacer que nos relajemos, mejoremos nuestro estado de ánimo y hacernos sentir más felices en general. Además, el plátano es una buena fuente de vitaminas B, las cuales, en combinación con el triptófano, tiene efectos realmente positivos sobre la depresión y la tristeza.

Regula el síndrome PMS: olvídate de las pastillas, cómo plátanos. La vitamina B6 que contiene regula los niveles de glucosa de la sangre, lo cual puede afectar tu humor. Además, debido a todos los electrolitos que contiene, te da un golpe de energía y contrarresta el letargo del síndrome premenstrual.

Contra la anemia: alto en hierro, el plátano puede estimular tu producción de hemoglobina en la sangre y por lo tanto ayuda en casos de anemia.

Presión sanguínea: esta fruta tropical es extremadamente alta en potasio y baja en sal, lo cual la hace perfecta para regular la presión sanguínea.

Desempeño mental: además de las vitaminas B, el potasio es indispensable para las neuronas del cerebro. La falta de este electrolito puede llevar a una “niebla mental” y otros problemas cognitivos. Un estudio del 2013, publicado en Journal of Neuroscience Letters investigó la suplementación del potasio y los niveles de radicales libres en el cerebro. Después de 20 días de suplementación con potasio. Los niveles de radicales libres nocivos se redujeron considerablemente y redujeron la cantidad de daño oxidativo que ocurría en los sujetos de las pruebas. Ya que el daño oxidativo lleva a un desmejoramiento de la función cerebral, el potasio contrarresta este efecto y previene el daño mental.

Promueven la regularidad: como muchas otras frutas y verduras, los plátanos son una excelente fuente de fibra soluble. La fibra es necesaria para mantener la regularidad. Recuerda incorporar plátanos a tu dieta regular para evitar el estreñimiento y otras condiciones relacionadas con los intestinos. Los plátanos ayudan a restaurar la función digestiva, especialmente si tienes diarrea.

Picaduras de mosquito: antes de ponerte alguna crema contra las picaduras de mosquito, trata de untar el área afectada con el interior de la piel de un plátano. Reduce increíblemente la inflamación y comezón.

Una de las maneras más rápidas de curar una resaca de alcohol es hacer un licuado de plátano, endulzado con miel. El plátano calma al estómago y, con ayuda de la miel, reconstruye los niveles de azúcar en la sangre. La lecha también calma y rehidrata tu sistema.

Calma los nervios: De las ocho vitaminas B conocidas, los plátanos son una excelente fuente de cinco de ellas –tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), pridoxina (B6) y ácido fólico (B9): La uente base el sistema nervioso. Estas vitaminas B ayudan al cuerpo a digerir y usar otros nutrientes, mientras que también cuidan del corazón, los músculos y los nervios.

Las vitaminas B ayudan a producir y mantener nuevas células y son esenciales para las reacciones bioquímicas del cuerpo.

Los plátanos son realmente un ‘remedio natural’. Si los comparas con las manzanas, tienen cuatro veces la proteína, dos veces los carbohidratos, tres veces el fósforo,cinco veces la vitamina A y el hierro y dos veces las otras vitaminas y minerales.

Fuente: http://www.ecoosfera.com

Las medicinas de la selva

Son más de 200 las compañías farmacéuticas y los centros de investigación médica de todo el mundo que buscan en los bosques tropicales una cura para el cáncer, para el sida o para otras enfermedades. Algunos ejemplos son las alemanas AlzChem, Boehringer Ingelheim Pharma KG, Rütgers Organics, Midas Pharmachemie, la norteamerican Biovectra y la china Huazhong Pharmaceutical.

Estas y otras empresas están examinando los remedios tradicionales a base de plantas medicinales en su búsqueda de nuevos principios activos terapéuticos. Este interés ayuda a que se reconozca la eficacia de los tratamientos naturales, pero también es origen de problemas como la biopiratería, es decir, el intento de explotar comercialmente lo que la naturaleza ofrece gratis y sin reconocer los derechos culturales de los pueblos indígenas.

Por otra parte, que en la naturaleza, en especial en los bosques tropicales, pueda encontrarse la curación de enfermedades que hasta ahora no tienen un tratamiento eficaz es un argumento más para proteger las especies amenazadas por la explotación comercial, la desertificación, la urbanización y el cambio climático.

Medicinas_selva

La mitad de los medicamentos todavía procede de la naturaleza

Las sustancias naturales, especialmente las procedentes de las plantas, han sido durante siglos la principal fuente de remedios curativos. El 50% de los medicamentos actuales tuvo su origen en productos naturales y las plantas continúan siendo la principal fuente de nuevos medicamentos.

La mitad de la sesentena de drogas anticancerígenas desarrolladas en la última década por el National Cancer Institute de Estados Unidos son productos naturales, derivados o sustancias sintéticas basadas en una estructura natural.

El interés de la gran industria farmacéutica en la investigación sobre productos naturales había decaído en las últimos décadas debido al desarrollo de nuevos procedimientos de laboratorio como la química combinatoria, que permite la síntesis de infinidad de nuevos compuestos artificiales.

Pero la eficacia de estos métodos no ha sido la esperada. Se ha demostrado que mediante síntesis química no se consiguen estructuras moleculares tan complejas y eficaces como las naturales.

 

Fuente: El Correo del Sol

Más información: http://www.elcorreodelsol.com/articulo/las-medicinas-de-la-selva

Las frecuencias cerebrales y los estados de conciencia que las caracterizan

Las ondas cerebrales representan una especie de metáfora materializada alrededor de diferentes estados de conciencia que experimenta nuestra mente

El autoconocimiento podría ser la más lúcida herramienta existencial a nuestra disposición. El famoso adagio de Sócrates, “Conócete a ti mismo”, bien podría sintetizar la respuesta a cualquier pregunta posible que surja a lo largo de nuestras vidas. Es por eso que entre más familiarizado estás contigo mismo, y con lo que sucede en tu interior dentro de los incontables planos que te conforman, probablemente estarás más cerca de alcanzar tu fin ‘máximo’ –generalmente asociado a la felicidad, la plenitud, o la paz interior. Y en este sentido, si aún no lo has hecho, tal vez sea buen momento de encontrarte con las frecuencias que oscilan en tu cerebro.

Las frecuencias cerebrales se refieren a los patrones de oscilaciones neurales que se registran dentro del sistema nervioso central.  Las variaciones dentro de estos patrones, que se miden en Hertz de acuerdo a los ciclos que completan por segundo, evidencian distintos niveles de intensidad, que corresponden a diferentes estados de conciencia y por lo tanto pueden indicar el grado de alerta, atención, estrés, etc de una persona. Estas frecuencias básicamente se dividen en cuatro grupos. A continuación una breve descripción de cada una.

Frecuencias cerebrales

Beta (12-30Hz)

Es la frecuencia más común en el cerebro de un adulto promedio mientras está despierto. Manifiesta un estado de alerta, de sensorialidad aguda, y revela procesos mentales asociados al razonamiento. Si bien el estado beta es indispensable para funcionar cotidianamente, lo cierto es que cuando los niveles se mantienen en la región más alta del espectro, entonces producen estrés, ansiedad.

Alpha (7.5-12Hz)

Las frecuencias alpha florecen dentro de estados de relajación profunda, incluidos ciertos momentos en los que ‘soñamos despiertos’ y ciertos parajes mentales a los que accedemos a través de la meditación. Este estado facilita procesos como la imaginación, la concentración, el aprendizaje y la visualización. Además, aquí se gestan condiciones ideales para reprogramar nuestra mente, por ejemplo sanando ciertos miedos o experiencias dolorosas, o preparándonos para una misión complicada. Aparentemente el estado alpha es la frontera entre el consiente y el subconsciente.

Theta (4-7.5Hz)

Se refiere a ese estado en el que tu mente se encuentra entre el sueño profundo y la atención despierta –también conocido como duermevela. Se puede alcanzar por medio de prácticas de meditación profunda o en ocasiones se accede a él inesperadamente, justo antes de caer dormidos pero cuando ya notamos que nuestra mente se rige por otros ritmos y otras leyes. También caracteriza los momentos de sueño ligero, incluido cuando estamos en la etapa REM, y se considera un estado propicio para experimentar sensaciones místicas, imágenes mentales de notable riqueza y para desarrollar la intuición.

Delta (0.5-4Hz)

Cuando nuestro cerebro se sintoniza con estas frecuencias, quiere decir que nos encontramos sumergidos en las profundidades del inconsciente –allá a donde ni siquiera los sueños llegan. Al parecer también puede accederse a este estado por medio de prácticas avanzadas de meditación en las que el estado de alerta y la conciencia del entorno se diluyen para dejar paso a un estado de omnipresencia o, mejor dicho, unidad absoluta. Se le relaciona a la regeneración de la energía vital, por lo cual se considera como el estado ideal para sanar y recuperar funciones perdidas o entorpecidas.

conciencia

Conociendo las frecuencias

Esta breve introducción debiera ser suficiente para incluir en tu mapa referencial la existencia de las cuatro frecuencias y, mediante un poco de auto-observación, detectar en que frecuencia te encuentras en momentos determinados de tu día. Una vez que logras familiarizarte con ellas, tal vez sea buena idea para propiciarlas a voluntad. Para esto existen distintas técnicas de meditación, así como dispositivos conocidos popularmente como ‘máquinas de la mente’ que a través de estímulos visuales, por ejemplo luces, o sonoros, como los beats binaurales, pueden facilitar la inducción de un determinado estado.

Por: Javier Barros Del Villar

La iluminación con LED mata la retina

La luz LED es fototóxica y mata la células de la retina. Considerando que la retina es esencial para la visión, el riesgo es significativo, y su uso requiere protección ocular

LED

En diversas ocasiones hemos advertido de la nocividad de la iluminación mediante LED (diodos emisores de luz), aconsejando la iluminación biológica, con un perfil cromático continuo semejante a la luz del sol. De acuerdo a múltiples investigaciones, pues desde 1912 hay evidencia de que la luz produce daños en la visión.

En 2010 la Agencia de Salud francesa afirmaba que la luz que emiten los LED supone un riesgo para la retina. Ahora la investigación de la profesora Celia Sánchez-Ramos en la Escuela Universitaria de Óptica de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), financiada por la Fundación MAPFRE, confirma que la luz de los LED presenta algunos riesgos para la salud que deben ser tenidos en cuenta.

Daño ocular

Los LED son peligrosos para la vista, esto lo sabíamos hace años por diversas experiencias “in vivo”, por cientos de observaciones clínicas especialmente con sujetos electrosensibles. Ahora hay otra evidencia científica, en este caso una experiencia de laboratorio “in vitro”. La investigación de UCM-MAPFRE concluye que la iluminación con LED tiene efectos nocivos para las células del epitelio pigmentario de la retina.

“Los experimentos han demostrado que la exposición a la luz aumenta el porcentaje de muerte celular inducida por la luz para todas las fuentes de luz LED. Especialmente en las células expuestas a luz azul y blanca, en las que se produjo un aumento de la muerte celular respecto al control del 92% y 94% respectivamente”.

Estamos hablando de “apoptosis”, o sea muerte celular producida por la luz del LED. El riesgo es significativo, porque el uso de fuentes de iluminación basada en LED crece de modo exponencial en iluminación ambiental y en dispositivos tan habituales como smartphones, tabletas, pizarras digitales, ordenadores y agendas, entre otros.

El epitelio pigmentario de la retina es una fina capa de células hexagonales esencial para el proceso visual, su alteración conduce a la degeneración retiniana, la disminución de la función visual e incluso la ceguera.

La conclusión del estudio de UCM es que “la iluminación LED es fantástica siempre que haya protección”. Consecuentemente, el grupo de trabajo ha creado una pantalla, conocida como Reticare, para proteger la retina de los efectos nocivos de los LED.

Falta investigación

Hace años que nos preocupa el riesgo sanitario de la iluminación con LED, y su rápida implantación comercial sin un estudio de impacto ambiental significa un riesgo incalculable.

Para valorar el impacto ambiental de los LED debemos considerar los aspectos ecológicos, económicos, energéticos y electromagnéticos, y sobre todo los efectos ópticos de la luz, la parte visible del espectro electromagnético.

Por ejemplo, con visión de impacto ecológico debe considerarse el impacto nocivo a largo plazo de la metalurgia, la minería y los residuos industriales, de Arsénico, Indio, Galio, y otras tierras raras usadas en los diodos luminosos, además de su escasez en el planeta. Su consideramos la salud, debe valorarse el riesgo para la salud del arseniuro de galio (AGA), que ha resultado ser tóxico para los animales.

Desde el punto de vista del usuario, consideramos que el mayor riesgo de los LED es óptico, debido a que se concentra toda la emisión de luz en un pequeño foco puntual (3-5 mm). Además el haz luminoso es muy direccional, lo que significa un agresión a la retina molesta y nociva a corto plazo.

Consideramos que falta mucha investigación, pues la luz LED puede resultar nociva para los ojos y para el sistema neurológico solamente por ser una luz monocromática, lo que es antinatural. Cada diodo emite toda la energía en una banda discreta muy estrecha (pico monocromático), y nada en el resto del espectro.

La luz de LED es muy diferente de la luz blanca del día, esta tiene el espectro solar completo (fullspectrum 5.400 ºK), con emisión continua en los siete colores del arco iris, como la emitida por el sol. Con los LED se ha logrado cierta apariencia de luz blanca, mezclando colores puros complementarios (amarillo+azul).

Resulta una luz que engaña al ojo, parece  blanca, pero daña el sistema nervioso, y tiene muy mala reproducción cromática, como puede testimoniar cualquier fotógrafo, o experto en textil. Consecuentemente, no es aconsejable usar luz de LEDs como iluminación general, pues crearía fatiga visual y daño ocular a corto plazo.

Riesgo infantil

Nos preocupa especialmente la proliferación de dispositivos con LED en manos de niños. Y nos referimos a tablets, videoconsolas, ordenadores y smartphones, pues debido a los nuevos hábitos de consumo se trata de exposición de larga duración, crónica y habitual, que en los menores significa un incremento de riesgo que debe investigarse y prevenirse.

Debe considerarse que en la investigación de UCM las células de epitelio fueron expuestas a la luz LED sólo durante tres ciclos de 24 horas, o sea tres días. Obviamente esto no permite inferir el daño que significa tener exposición a la iluminación LED de modo habitual durante años. A medio y largo plazo la invasión de sistemas basados en LED puede tener efectos devastadores en el ojo y otros daños en el sistema neurológico.

Por eso recomendamos minimizar el uso de dispositivos con LED, especialmente en los niños, y el uso general de iluminación biológica, porque en ausencia de la luz natural del sol, que sería lo deseable, necesitamos una luz artificial que sea lo más parecida posible a la luz solar.

© Carlos Requejo y equipo Domosalud. Octubre 2013.

La importancia de las sales en el organismo

En general, tenemos unas costumbres alimenticias muy alejadas de lo que se pueda llamar saludables.

sales

Esto hace que nuestro organismo se encuentre constantemente en un entorno acidificado, lo cual propensa el desarrollo de muchas enfermedades como el cáncer. En general, muchas personas necesitamos regular correctamente nuestro pH, alcalinizando nuestro organismo, lo cual se puede conseguir mediante una correcta nutrición. El siguiente vídeo nos explica por qué deberíamos tomar menos azúcares dañinos, menos sal refinada también dañina e incorporar sales naturales como la que contiene la sal marina, la sal del Himalaya o el agua del mar.

El Dr. Robert Young es un microbiólogo que ha llevado a cabo una investigación durante más de 30 años para comprender como afecta lo que consumimos al organismo, según lo que comamos y bebamos nos revitalizará o nos debilitará, la sal es sinónimo de energía y recarga nuestros cuerpos con energía vital, (cabe destacar que cuando se habla de sal se trata de sales minerales, sales de sodio, potasio, magnesio,etc,… pero nunca de sal refinada, puesto que esta última es verdaderamente dañina) mientras que el azúcar produce todo lo contrario, destruyendo la energía que dispongamos en nuestro cuerpo en ese momento.

Nuestros cuerpos no funcionan con hidratos de carbono, ni con proteínas o grasas, nuestros cuerpos funcionan con electricidad, funciona con electrones, los alimentos que tomamos poseen energía química, que al consumirla se transforma en energía metabólica. Las calorías no es más que el contenido energético que poseen los alimentos, es una unidad para medir la energía, como los es el Julio (J), los Vatios (W) o el submúltiplo de ésta los kilovatios (kW), pudiéndose convertir unas con otras sin problemas sabiendo que:

1 Kcal = 1000 calorías
1 caloría = 4,18 Julios
1 kW = 1000 Vatios
3600000 Julios = 1 kWh

Como podemos observar, hablar de alimentos es hablar literalmente de energía, que casi siempre suele tomarse como algo metafórico cuando en realidad no lo es.

La investigación del Dr. Robert Young es un gran paso para la comprensión y conocimiento del funcionamiento de nuestros cuerpos energéticos, conociendo este estudio no es difícil comprender el por qué de los beneficios del Agua de Mar para nuestro organismo, que además de sal contiene todos los elementos de la tabla periódica.

Por todo ello, además, toma Maca LpCh cada día y llénate de salud.

La música como “medicamento” para el corazón

El matemático griego Pitágoras decía que la música curaba el alma. Ahora, las investigaciones del cardiólogo Predrag Mitrovic demuestran que, consumida en dosis diarias como “medicamento”, la música también cura y refuerza nuestro corazón.

mitrovic

Según lo descubierto por este médico serbio, una buena selección del género musical, la tonalidad y el tempo de una composición tienen efectos positivos en los pacientes con enfermedades cardíacas, porque inicia la secreción de endorfinas, las conocidas como hormonas del placer.

“Cuando se segregan en cantidad suficiente, reducen las frecuencias cardíacas y causan la caída de la presión arterial, lo que es lo más importante cuando el corazón está dañado”, explica el doctor Mitrovic en declaraciones a Efe.

Su “receta” prescribe que la música, seleccionada para cada paciente por separado, se “tome” dos veces al día, con una dosis mínima de 12 minutos cada una, tiempo necesario para poner en marcha los complejos mecanismos en el organismo que dan buen efecto.

Las investigaciones de Mitrovic, cardiólogo en el Centro clínico de Belgrado y docente en la Facultad de Medicina, se realizaron entre 2002 a 2009, con varios experimentos de dos años de duración.

La investigación no ha parado desde entonces, con diferentes enfoques y, según el médico serbio, los resultados son alentadores.

“El estudio se hizo en los pacientes previamente operados de corazón, con “baipás”, que después sufrieron un infarto cardíaco. Más tarde, observamos también otros pacientes”, explica el cardiólogo, aficionado de la música desde la infancia.

La idea inicial de vincular música y problemas cardiacos nació hace más de doce años, cuando cobraban popularidad los conceptos de que la “vida dulce” se recomienda sólo en cantidades muy reducidas.

Con consumir un vaso de vino tinto, un poco de chocolate pero con alto porcentaje de cacao, unas cuantas almendras o avellanas al día, y actividades físicas moderadas bastaba.

Y ¿qué pasaba con el consumo de la música?. ¿Había que limitarlo o controlarlo de alguna manera?, se preguntó entonces Mitrovic.

Al escuchar música empezó primero a seguir sus propias reacciones, medirse la presión arterial y el latido del corazón, y notó algunas regularidades.

“Decidí investigar si es posible controlar la música, darla al paciente como se toman medicamentos, en dos o tres dosis, y si esa música que se receta al paciente tiene efecto de medicamento”, dice.

Para establecer con exactitud la reacción del enfermo a la música clásica, jazz, rock, pop o folclórica, observó el movimiento de sus pupilas, un complejo mecanismo neurológico que refleja el efecto en el organismo.

Además del género, es necesario determinar la tonalidad y el tempo, otros dos elementos clave, según sus investigaciones, para elaborar recopilaciones musicales específicas para cada paciente.

Se cambian las composiciones cada dos o tres meses para que los pacientes no se acostumbren y pierdan la concentración necesaria.

Se usa, ante todo, la música instrumental, para evitar que las letras provoquen emociones adicionales.

La música clásica da un efecto positivo en la mayoría de los enfermos, indistintamente de sus preferencias musicales.

“Lo esencial es que cada paciente tenga su música, porque cada uno reacciona a la música que le gusta y también a la que agrada a su organismo. Cada persona es una historia por sí”, explica.

La investigación abarcó 740 pacientes, divididos en dos grupos iguales, con características similares. Un grupo tenía incluida la música entre los medicamentos que tomaban.

Los controles y análisis regulares mostraron que en el grupo al que se aplicaba música hubo menos ataques cardíacos, anginas de pecho, muertes y nuevas operaciones y, también, una notable caída de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca.

Los resultados fueron presentados por primera vez en un congreso de cardiólogos europeos en Barcelona en 2009.

Desde entonces, el doctor Mitrovic comparece con los estudios actualizados en prácticamente todos los congresos internacionales de cardiología.

El potencial de investigación es enorme y el equipo de Mitrovic, junto con gastroenterólogos, ha empezado a investigar si la música aplicada reduce la excesiva excreción de acidez que puede causar úlcera, ya que el efecto de la música discurre por el nervio vago, tanto para el estómago como para el corazón.

Todas las prácticas naturales y saludables, como tomar Maca LpCh cada día, son la mejor “medicina”.

Lo que te aporta la Maca

Maca_facebook_cuchara

Sabías que… Un alimento puede perder desde el 40% de vitamina A, hasta el 80% de vitamina B1 o prácticamente toda la vitamina C de origen, según las condiciones de conservación y cocción. 

La composición nutricional de cualquier alimento fresco varía desde su recolección hasta su consumo si pasan varios días. El paso de las horas y los días, las condiciones de almacenaje durante la recogida, distribución y venta, la conservación en casa, la preparación previa a la cocción (lavado, remojo, cortado, etc.) y la técnica culinaria aplicada, además del tiempo que se guarde una vez elaborado, son condicionantes del valor nutricional final del alimento en el momento de su consumo. Las vitaminas son los nutrientes más sensibles, mientras que parte de los minerales pasan al agua de remojo o de cocción y se pueden aprovechar si se recupera esa agua para otros fines culinarios.

Para compensarlo… Toma Maca LpCh cada día y llénate de salud.